aaaa

CÓDIGO ICTUS

El Hospital Nuestra Señora del Rosario fue el primer hospital privado madrileño en contar con CÓDIGO ICTUS, un procedimiento de actuación sanitaria pre-hospitalaria basado en el reconocimiento precoz de los signos de alarma de un ictus y la activación inmediata de un protocolo de actuación para atender a los pacientes dentro del área especializada en esta patología (CÓDIGO ICTUS intrahospitalario). El objetivo es que la llegada al hospital se produzca dentro de las dos primeras horas desde el inicio de los síntomas.

 

El Ictus afecta cada año en España a casi 100.000 personas y se estima que, si fueran atendidas dentro de las dos primeras horas desde la manifestación de los síntomas, en un tercio de los casos se podría evitar la muerte o graves secuelas.

 

Para intentar cubrir la asistencia de emergencia en caso de ictus, el CÓDIGO ICTUS funciona bajo estos principios:

 

    • Emergencia
    • Diagnóstico precoz
    • Cuidados específicos
    • Traslado Prioritario
    • Coordinación Asistencial

 

 

Circuito asistencial para pacientes de Ictus

 

El paciente afectado de Ictus puede llegar al Servicio de Urgencias Neurológicas y Neuroquirúrgicas 24h de INEAMAD en el Hospital Nuestra Señora del Rosario por tres vías:

 

    • Derivado por Atención Primaria domiciliaria
    • Derivado de Urgencias
    • Directamente desde el domicilio

 

En los casos 1 y 2 el Profesional de Atención Primaria y el de Urgencias, respectivamente, comunica con la Coordinadora de Urgencias, que activa el CÓDIGO ICTUS Extrahospitalario, se ordena el traslado prioritario y se comunica con el Servicio de Urgencias Neurológicas y Neuroquirúrgicas 24h de INEAMAD, que activa el CÓDIGO ICTUS Intrahospitalario.

 

En el caso 3, el paciente acude directamente desde el domicilio.

 

En los tres casos se avisa al Neurólogo y al especialista en Neurodiagnóstico y, a la llegada del paciente, el neurólogo y personal de Enfermería entrenado específicamente para la atención de estos casos, realizan una exploración en el box de Urgencias y se prescribe un TAC craneal además de una analítica.

 

En función de los resultados de estas dos pruebas diagnósticas se establece:

 

    • Su ingreso en la Unidad de Hospitalización específica de Ictus, con monitorización 24h mediante sistema de videovigilancia, monitorización hemodinámica y electrocardiográfica 24h.
    • La disolución del coágulo intracraneal mediante Fibrolinisis en la UCI. Posteriormente se le traslada a la planta de Hospitalización de Neurología y, cuando llega el momento, se le da el alta hospitalaria o bien se deriva a una Unidad de Media Estancia, en función de su estado.
    • Su Hospitalización en la Planta de Neurología y, cuando llega el momento, se le da el alta hospitalaria o bien se le deriva a una Unidad de Media Estancia.