aaaa

Después del parto

 

En el puerperio inmediato, usted mantendrá el contacto con su ginecólogo y con la matrona. Ésta favorecerá el contacto piel con piel y el inicio precoz de la lactancia materna, siguiendo la dinámica que se inició en el paritorio al colocar al recién nacido sobre la madre nada más nacer. Durante el tiempo que permanezca ingresada, la matrona la visitará para resolver todas sus dudas y problemas, junto con el personal de Enfermería de la planta. Doctor con madre y bebé

 

Fotografía Artística de recién nacidos

 

El Hospital Nuestra Señora del Rosario obsequia a todos los padres que así lo deseen con una fotografía de su bebé. Si desea ampliar el servicio, el Hospital cuenta con un equipo especializado fotografía infantil al que pueden contactar directamente en el teléfono 913 66 88 66 o a través de la web www.primerafoto.com

 

Primera Foto 531 peq

La lactancia natural. Las primeras horas

 

Es importante que cada mujer elija cómo desea alimentar a su bebé y esa elección se debe hacer con la mayor información posible.

 

Es importante que entendamos que si una mujer decide no dar pecho siempre tiene razones para ello, con lo que no se debe culpabilizar. En estos casos la leche artificial (recomendada por el pediatra) va a cubrir las necesidades de su hij@.

 

La leche materna es el alimento más natural para el recién nacido, es el “patrón de Oro”.

 

Según esto la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomiendan una lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida y de manera complementaria hasta los dos años o más.

 

Durante todo el embarazo las mamás se van preparando para alimentar al recién nacido. 

 

Desde la primera succión, con la salida de la primera leche (calostro u “oro líquido”) que es amarillenta, viscosa y espesa, la leche se va modificando a medida que el bebé va creciendo, de forma que se adapta a todas sus necesidades, tanto nutricionales como inmunológicas.  El bebé no va a necesitar nada más, ni siquiera agua o suero.

 

Esa leche de las primeras horas es rica en anticuerpos (es la “primera vacuna”), factores de crecimiento y ayuda a que el bebé expulse las primeras heces (meconio), de aspecto oscuro y pegajoso.

 

Esta leche de inicio (calostro) se produce en cantidad reducida adaptándose al tamaño del estómago del bebé; así, a medida que pasan los días la leche varía tanto en cantidad como en composición, aumentando las grasas y los azúcares.

 

Es importante que sepamos que durante todo el periodo de lactancia la leche varía a lo largo de una misma toma, para hacer más fácil el inicio de la toma.

 

Poniendo un ejemplo, la leche del inicio de la toma es desnatada y a medida que va a progresando la toma se va espesando hasta convertirse en nata. Por esto es tan importante dejar que los bebes terminen la toma sin retirarlos, ni limitar el tiempo de estas. Hay que ofrecerle a cada bebé su tiempo.

 

Recomendaciones para una lactancia materna eficaz
Beneficios de la lactancia natural

 

La lactancia natural aporta beneficios a muchos niveles.

 

Para la madre:

  • Se recupera antes del embarazo y parto
  •  Pierde la grasa acumulada durante el embarazo
  •  Disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama y ovario
  • Consigue un gran bienestar emocional

 

Para el bebé:

  • Cubre las necesidades nutricionales del bebe
  • Le protege de infecciones y alergias
  • Es más digerible
  • Previene posibles problemas dentales
  • Predispone a buenos hábitos alimentarios en el futuro
  • Previene contra obesidad, hipertensión, diabetes, arteriosclerosis…
  • Facilita el vínculo afectivo madre-hijo

 

Para la familia:

  • Ahorra un gran coste económico
  • Garantiza una mayor comodidad, ya que no se acaba.

 

Para la sociedad:

  • Permite conservar los recursos naturales
  • Ahorra en recursos sanitarios, ya que los alimentados con leche materna enferman menos, y cuando lo hacen, se recuperan antes.

 

¿Todas las mujeres pueden dar el pecho?

El cuerpo de la mujer se ha  preparado durante la gestación para amamantar al bebé, y se produce leche desde el principio del tercer trimestre de embarazo, aunque la madre no lo perciba; así pues, en principio, cualquier mujer puede amamantar a su hijo.

No obstante, es posible que se presenten situaciones que dificulten dar el pecho o lo desaconsejen, como algunas infecciones o patologías cuya medicación sea incompatible con la lactancia materna.  Cada caso es individual y debe ser tratado como tal por nuestro profesional de salud.

Las principales dificultades que se pueden presentar a la hora de amamantar son:

Dificultades del bebé:

  • Problemas a la hora de succionar
  • Defectos congénitos (frenillo, labio leporino o paladar hendido)
  • Nacimiento prematuro
  • Bajo peso al nacer

 

Situaciones en la madre que obstaculicen la lactancia materna:

  • Producción de leche escasa, por escasa estimulación del pecho
  • Infección en el pecho y/o inflamación
  • Cáncer de mama o de otro tipo
  • Cirugía previa

Casi la totalidad de estas situaciones pueden ser subsanadas, para ello necesitamos una actitud positiva y muchas ganas de amamantar por parte de la madre, un entorno familiar que apoye esa decisión de amamantar y un profesional especializado que pueda guiar y aconsejar correctamente.

 

¿Cuál es la mejor forma de dar el pecho a mi bebé?

Los bebés nacen sabiendo encontrar el pecho y succionar, aunque el acto de amamantar se debe aprender, por lo que se necesita: paciencia, calma y mucha práctica.

 

Para iniciar la lactancia con buen pie, recomendamos:

  • Poner el bebé al pecho cuanto antes; si es posible, en su primera hora de vida.
  • El pecho se ofrece a demanda, es decir, cuando lo pida sin dejar que llegue a llorar, debemos estar atentos sus momentos de actividad.
  • Al día se debe ofrecer el pecho un mínimo de 8 veces, siendo más habitual entre 10 y 12.
  • Evitar el uso de tetinas (chupetes, biberones) que pueden fomentar la confusión del bebe a la hora de mamar.

 

Para que todo salga bien, madre y bebé deben sentirse cómodos. La lactancia materna se debe realizar en un ambiente tranquilo, sin ruidos molestos ni distracciones.

 

Existen múltiples posturas para amamantar. Cada mujer debe encontrar con la que más cómoda se encuentre:

 

-       Sentada con el bebé apoyado en el antebrazo, en posición de cuna;

-       Tumbada de lado es más sencilla para las primeras veces que se amamanta.

Para las primeras tomas, es más favorecedor que el bebé no lleve ropa, o como mucho un pañal y que su piel esté en contacto directamente con la piel de su madre.

 

Debemos tener en cuenta, que toda postura se puede y se debe adaptar a la comodidad de la madre.

 

Cuando llegue el momento de colocar al bebé se recomienda seguir unas sencillas “reglas básicas”:

 

  • La mama debe estar en una postura cómoda, ya que las tomas pueden ser largas.
  • Se debe ofrecer el pecho a demanda y durante el tiempo que el niño precise. La mamá sabrá que ha terminado la toma cuando suelte el pezón de manera espontánea.
  • La boca del bebé debe estar muy abierta, con el labio inferior evertido y la nariz bien pegada al pecho.
  • El niño debe estar colocado en una posición también cómoda; con la oreja, el hombro y la cadera en línea recta.

 

 

¿Cómo sé si la lactancia está siendo correcta?

El miedo de las madres que amamantan a sus hijos suele ser si lo están haciendo bien y si el bebé está recibiendo leche suficiente.

 

Se sabe que la postura del bebe es correcta cuando:

  • La madre no siente dolor ni pellizcos
  • El bebé no gira la cabeza
  • La barbilla del niño toca el pecho
  • No se ve la areola o sólo se visualiza una pequeña parte, principalmente por encima del labio del bebé.
  • Se oye o se ve cómo el bebé traga la leche

 

En cuanto a la cantidad de leche que tiene que recibir un niño, ésta depende de las características del bebé y de su edad, ya que no todos los recién nacidos comen lo mismo y la ingesta incrementa a medida que crecen.

 

TODOS los bebes saben que cantidad de leche necesitan y generalmente las madres producen la cantidad adecuada para sus bebes.

 

Para confirmar que se está alimentando correctamente, se pueden vigilar los siguientes puntos:

  • El bebé va aumentando correctamente de peso.
  • La primera deposición se produce a las ocho horas del nacimiento y es de color negra, espesa y alquitranada (meconio)
  • A partir del cuarto día, el número de pañales mojados es de seis o más y realiza mínimo una deposición al día.
  • Se le nota satisfecho tras la toma, se queda relajado.
  • Su orina es de color amarillo claro o transparente.
  • El bebé alterna periodos de sueño y de vigilia.

 

 

Grietas, ¿qué son? ¿Cómo evitarlas?

Las grietas son heridas que aparecen en el pezón. El 90% de estas heridas son producidas por una mala postura o mal agarre al amamantar, el otro 10% puede ser originado por frenillos o incluso el uso de extractores.

 

En el caso de que se produzcan, se debe mantener una correcta higiene de la zona lesionada, con ducha diaria. Generalmente, no es necesaria la aplicación de cremas o desinfectantes, salvo que un profesional nos los recomiende por la gravedad de la lesión.

 

La cicatrización de la herida se irá produciendo lentamente, en cuanto se solucione la causa.

 

A pesar de la herida, se puede amamantar sin dolor en el momento que se consiga una correcta posición de amamantamiento y el correcto agarre del pecho; que como hemos comentado requiere un aprendizaje, pero si se produce una lesión puede ser interesante que un profesional de lactancia revise una toma y valore las posibles soluciones.

 

 

Mastitis, ¿qué es? ¿Cómo podría evitarla?

En ocasiones, la mama se inflama durante la lactancia, se trata de una situación molesta y dolorosa para la madre pero que no afecta a la leche, por lo que no es un motivo para dejar de amamantar.

 

 

Esta inflamación puede deberse a:

  • Una congestión de la mama por estasis u obstrucción
  • Una infección bacteriana

 

La obstrucción se produce cuando la leche no se extrae de manera correcta, la producción de leche es elevada y las tomas todavía no están bien reguladas o establecidas; pero también se da cuando en madres con sobreproducción de leche o en aquellas que amamantan a gemelos o mellizos. Esta situación si no se corrige puede derivar hacia la infección.

 

-       La obstrucción de leche es frecuente que se produzca sólo en una de las dos mamas.

 

 

-       El pecho se pone duro, sobrecargado, caliente, con zonas enrojecidas y sensibilidad, provocando malestar, mucho dolor, escalofríos y, en ocasiones, fiebre que cede a las 24 horas.

 

Para resolverlo, lo más aconsejable es:

  • Colocar al bebe al pecho frecuentemente y mientras el niño mama, masajear el pecho con movimientos circulares hacia el pezón para estimular la salida de la leche.
  • Es necesario ofrecer ambos pechos, no sólo en el que se ha producido la obstrucción
  • Se puede aplicar calor húmedo para facilitar la extracción de leche antes de la toma
  • Se puede poner frío en la zona para calmar el dolor, tras acabarla.

 

Por otro lado, la infección se produce por el acceso de bacterias al interior de la mama a través de una fisura o una grieta en la piel, por lo que resulta importante una buena higiene, sobre todo si existen lesiones, tipo grietas.

 

 

Los síntomas son similares a los de la obstrucción:

- bultos en las mamas

- dolor

- picazón

- fiebre

- agrandamiento del pecho por un lado e hinchazón.

 

El médico determinará si se trata de una infección y el tratamiento a seguir.

En todo caso, es posible seguir dando el pecho ya que la leche no es en ningún caso perjudicial para el bebé.

 

Cuidado de la episotomía

 

Nuestro personal de Enfermería le dará las indicaciones para el cuidado de la episotomía, en caso de que esta haya sido necesaria. Como norma general, se recomienda lavar la herida con agua de sal (agua hervida con una cucharada de sal cada 2 litros) o suero fisiológico. Secarla con toalla limpia, compresa estéril o secador de pelo y cambiar con frecuencia la compresa para mantener la zona seca.

 

Precauciones tras una cesárea

 

Nuestro personal de Enfermería le dará las indicaciones para el cuidado de la sutura en el caso de que se le haya tenido que practicar una cesárea. Por lo general, el lavado debe hacerse con agua y jabón durante la ducha, aclarado y secado. Mantener la herida sin cubrir. También se puede poner betadine y cubrir con un apósito estéril. Ducha

 

 

Faja postparto

 

Es opcional y no se debe utilizar por tiempo prolongado (menos de 20 días), se puede utilizar en parto o cesárea desde el inicio de la movilización.

 

Horarios de visitas

 

Es importante que las personas que vengan a visitarle tengan presente que usted acaba de dar a luz y permanece ingresada porque tanto usted como su bebé necesitan de atención y cuidados. Por ello recomendamos que en la habitación no haya más de dos visitas a las vez y que éstas no se extiendan más allá de media hora y moderen el tono de la conversación para que usted pueda descansar y no se altere demasiado los ritmos del recién nacido. Recuerden que esto es un hospital y, en la medida de lo posible, no conviene traer a niños pequeños.

 

Inscripción del recién nacido en el Registro Civil

 

bebeINFORMACIÓN SOBRE COMUNICACIÓN DE NACIMIENTOS AL REGISTRO CIVIL DESDE CENTROS SANITARIOS

 

El Hospital Nuestra Señora del Rosario les da la enhorabuena por el nacimiento de su hijo/a, y espera que su estancia en el centro sea lo más confortable posible.

 

Mediante este documento le ofrecemos la posibilidad,  si está interesado, de  gestionar desde el Hospital la inscripción del nacimiento de su hijo en el Registro Civil.

 

El trámite que puede realizar desde el Hospital es únicamente la solicitud de la inscripción en el Registro Civil. Con posterioridad, recibirá el certificado literal de nacimiento por correo ordinario o en formato electrónico, no siendo necesaria ninguna anotación en el Libro de Familia.

 

CIRCUNSTANCIAS EN LAS QUE SE PUEDE SOLICITAR

 

  • En el caso de hijos/as nacidos/as en España dentro del Matrimonio, siendo español alguno de los progenitores.
  • En el caso de hijos/as nacidos/as fuera de matrimonio, si se establece filiación sólo con la madre o si el padre biológico está presente y ambos firman la solicitud.
  • En el caso de hijos/as nacidos/as en España dentro de matrimonio de progenitores extranjeros de la misma nacionalidad.
  • En todo caso, el Registro Civil tiene la potestad de requerir a los padres información adicional o que acudan en persona a realizar la solicitud.

 

COMO Y DONDE

 

En horario de 17:00 a 19:00 horas, de lunes a viernes laborables, en el Despacho de Admisión-Ingresos ubicado en la entrada principal. En caso de ser de su interés la tramitación de la inscripción, deberá pedir cita previa en la recepción principal del Hospital.

 

PLAZO DE TRAMITACIÓN

 

Sólo puede realizarse a partir de las 24 horas del nacimiento y hasta 72 horas después de éste. Fuera de este plazo no sería posible realizar este trámite en el Hospital, podría hacerlo en el Registro Civil (Calle Pradillo 66) o en el Registro de su domicilio habitual.

 

DOCUMENTACION QUE HAY QUE APORTAR

 

Originales de:

  • Certificado médico de nacimiento que le proporciona el Hospital.
  • DNI, NIE o pasaporte de ambos progenitores, y del solicitante si no es ninguno de ellos.
  • En el caso de hijos no matrimoniales que se quieran inscribir a nombre de los 2 progenitores, deberán acudir ambos  a la realización del trámite.
  • En el caso de hijos matrimoniales, si el trámite lo realiza un único progenitor, se deberá aportar el Libro de Familia o el Certificado de Matrimonio.
  • La documentación original que nos ha aportado.
  • Un justificante de haber realizado la comunicación al Registro Civil.

 

Descargar en PDF