aaaa

Trastornos del sueño

La Medicina del Sueño

 

En los últimos años se ha desarrollado la denominada Medicina del Sueño, una superespecialidad dentro de la Neurología que abarca el estdio, diagnóstico y tratamiento de todas aquellas personas que presentan trastornos del sueño.

 

Estos trastornos ocasionan graves consecuencias y repercuten en la calidad de vida de los pacientes.

 

Causas

 

El estrés constituye un término de uso muy extendido en la sociedad, con límites muy imprecisos, siendo definido como el producto de una serie de procesos psicológicos que dependen de la valoración de la situación por parte del sujeto y que alteran su equilibrio en relación con las influencias externas.

 

Síntomas

 

La información epidemiológica con respecto a los trastornos del sueño varía conforme vamos profundizando en el estudio y la valoración minuciosa de pacientes con síntomas y/o signos que afectan a la calidad del sueño.

 

Los principales síntomas que los pacientes pueden padecer son:

 

    • Dificultad para conciliar y/o mantener el sueño.
    • Sensación de sueño no reparador.
    • Somnolencia excesiva diurna, cansancio, falta de rendimiento laboral, déficit de concentración, cambios de humor y del carácter. Dificultad para desarrollar tareas específicas durante el día como conducir.
    • Ronquidos y/o pausas de apneas durante la noche, que produce una fragmentación del sueño y somnolencia diurna excesiva.
    • Sensación desagradable en las piernas con necesidad imperiosa de moverlas durante la noche.
    • Trastornos de la conducta durante el sueño con vocalizaciones, movimientos desproporcionados, a veces violentos, que alteran la convivencia durante la noche.

 

Tipos de trastorno del sueño

 

Los trastornos del sueño se pueden dividir en tres grupos:

 

Disomnias: trastornos relacionados con el inicio o mantenimiento del sueño

 

    • Trastornos intrínsecos del sueño
      • Insomnio psicofisiológico
      • Percepción alterada del sueño
      • Insomnio idiopático
      • Narcolepsia
      • Hipersomnia recurrente
      • Hipersomnia Idiopática
      • Postraumática
      • Síndrome de Apnea del Sueño (obstructiva/central)
      • Movimientos periódicos de los miembros, síndrome de piernas inquietas.
    • Trastornos extrínsecos.
      • La más importante es la mala higiene del sueño, asociado a factores ambientales.
      • La existencia de estrés laboral o personal.
      • Síndrome de sueño insuficiente.
      • Trastornos del sueño ligados a dependencia a hipnóticos y/o estimulantes, alcoholismo.
    • Trastornos del ritmo circadiano.
      • El más frecuente es el Jet Lag.
      • Otros importantes son la existencia de trabajo a turnos, el síndrome de retardo o adelanto de fase del sueño.

 

Parasomnias: comportamientos anómalos que aparecen durante el sueño

 

    • Trastornos del despertar
      • Despertar confusional
      • Sonambulismo,
      • Terrores nocturnos
    • Trastornos de la transición vigilia sueño
      • Mioclonías del sueño
      • Somniloquias.
    • Parasomnias asociadas a fase REM.
      • Pesadillas
      • Parálisis del sueño,
      • Trastornos eréctiles durante el sueño REM
      • Erecciones dolorosas durante el sueño REM. 
      • Trastornos de Conducta de sueño REM.
    • Otras:
      • Bruxismo
      • Enuresis
      • Ronquido primario
      • Síndrome de la muerte súbita nocturna inexplicada.

 

Alteraciones medicopsiquiátricas

 

    • Depresión
    • Trastornos neurológicos
    • Otros procesos médicos

 

Enfermedades del sueño más frecuentes

 

Insomnio

 

Se estima que el insomnio tiene una incidencia en la población mundial del 38%. Se define como la dificultad para iniciar o mantener el sueño. Ha sido descrito desde hace más de 2000 años, apareciendo ya en escritos de Aristóteles. La frecuencia es mayor entre las mujeres, aumentando con la edad, en personas que están separadas, divorciadas o viudas. El consumo de tabaco y alcohol se asocian a la aparición del insomnio.

La naturaleza de su variable consideración como síntoma, queja o consecuencia de otra enfermedad primaria, ha hecho difícil crear un abordaje diagnóstico y terapéutico.

Tratamiento

En el manejo del insomnio tenemos la posibilidad de utilizar tanto medidas farmacológicas como no farmacológicas. La terapia Cognitivo-Conductual (Biofeedback) es eficaz a corto plazo y con efectos más duraderos que la terapia farmacológica. En la utilización de fármacos debe tenerse en cuenta los efectos secundarios, la comorbilidad del paciente, el objetivo terapéutico, las circunstancias personales de los pacientes (horario laboral, actividad profesional etc) y el tipo de insomnio que presente. 

 

Síndrome de la Apnea del Sueño

 

El SAS se define como la aparición de episodios recurrentes de limitación al paso del aire durante el sueño debido a una alteración anatómicofuncional de la vía respiratoria superior, con el consiguiente colapso y la disminución de la Saturación de O2 y la aparición de microdespertares.

Síntomas

Los síntomas que de la enfermedad se derivan son un sueño no reparador y somnolencia diurna excesiva.

Provoca falta de atención, disminuye el rendimiento laboral y produce a largo plazo deterioro cognitivo. Constituye una enfermedad muy prevalente que afecta al 4-6% de los hombres y 2-4% de la mujeres en la población general adulta en edades medias de la vida. Asimismo se le considera un factor de riesgo vascular, asociándose a la hipertensión arterial, al desarrollo de enfermedades cardio y cerebrovasculares. En ocasiones la apnea del sueño se ha relacionado como la causa de accidentes de tráfico.

Es un problema de salud pública que nos obliga a todos los profesionales sanitarios a identificar y tratar a estos pacientes. En España existen entre 1,2 – 2 millones de sujetos con Síndrome de Apnea del Sueño (SAS). Es una patología infradiagnosticada.

 

Síndrome de piernas inquietas

 

Es una enfermedad neurológica caracterizada por la necesidad imperiosa de mover las extremidades inferiores, acompañada de sensaciones desagradables. También puede afectar a brazos y a otras partes del cuerpo.

Síntomas

Los síntomas empeoran con el reposo y por la noche. Puede tener un origen primario (desconocido) o secundario a otras enfermedades como la anemia ferropénica, la Diabetes Mellitus, la Insuficiencia Renal, la Artritis Reumatoide. También se puede exacerbar durante el embarazo. Los síntomas mejoran con el movimiento de las piernas. Las mujeres tienen el doble de incidencias que los hombres. Tiene una naturaleza crónica y progresiva que altera la calidad del sueño de forma importante.

 

Narcolepsia (con o sin caraplejía)

 

La narcolepsia es un trastorno que consiste en tendencias del sueño anormales, que pueden ser excesiva somnolencia durante el día, la alteración del sueño nocturno y manifestaciones alteradas de la fase REM del sueño. La narcolepsia también se caracteriza por las alucinaciones durante el periodo de sueño-vigilia.

Aunque no se han determinado las causas, se considera que la narcolepsia guarda relación con el ciclo menstrual, el estrés, el estrés, los cambios súbitos del ritmo vigilia-sueño, algunas infecciones y los traumatismos craneales. También se han descrito casos familiares.

 

Trastornos del ritmo circadiano

 

Consiste en una dificultad para coordinar el período de sueño con los horarios biológicos y socialmente convencionales.

Tipos

Existen dos tipos fundamentalmente como son el síndrome de avance de fase del sueño y el síndrome de retardo de fase de sueño.  Es importante resaltar una entidad cada vez más frecuente denominada Jet lag que se da en sujetos que atraviesan husos horarios (tanto hacia el este como al oeste) y en los que existe una diferencia entre la fase ambiental y la fase endógena. Otro caso extremo de jet lag crónico son aquellos sujetos que trabajan a turnos (Work-shift). Estos trastornos del ritmo circadiano disminuyen la productividad y aumenta la tasa de accidentes de tráfico.

 

Parasomnias Fase no REM

 

Son trastornos episódicos de naturaleza motora y/o vegetativa que aparecen con mayor frecuencia en fase no REM y por tanto al inicio de la noche, con mayor incidencia en niños y entre los que destacamos tres tipos.

    • los despertares confusionales
    • el sonambulismo
    • los terrores nocturnos

 

Parasomnias en Fase REM

 

Las parasomnias en Fase REM constituyen una entidad infradiagnosticada, relativamente frecuente y cada vez más estudiada y reconocida por sus implicaciones en el mundo de la Neurología. Son alteraciones del sueño que se dan en fase REM y por tanto con mayor frecuencia al final de la noche. En la fase REM tenemos mayor actividad onírica. Estos sueños no son reproducidos en esta fase, dado que existe un mecanismo neurológico que produce la quiescencia en el tono muscular. En esta entidad el cerebro pierde la capacidad de inhibir el movimiento y los pacientes desarrollan movimientos violentos con agitación psicomotriz, vocalizaciones importantes con palabrotas que infringen en el paciente y en su acompañante gran perjuicio físico, llegando a existir caídas frecuentes de la cama. 

Se ha publicado en la bibliografía médica que estos pacientes en una tasa del 60-70% de los casos desarrollan enfermedades neurodegenerativas de tipo Enfermedad de Parkinson Idiopático, Demencia por Cuerpos de Lewy o Atrofia Multisistémica, en un plazo variable de 10 años.

 

Diagnóstico

 

El Área de Trastornos del Sueño del Instituto de Neurociencias Avanzadas de Madrid (INEAMAD) dispone de toda la tecnología necesaria para tratar su problema del sueño pudiendo aplicar el tratamiento que más se ajuste a su caso.

 

Para ello contamos con los siguientes métodos diagnósticos:

 

    • Polisomnografía nocturna.
    • Test de Latencias Múltiples.
    • Test de Mantenimiento de la Vigilia.
    • Test de inmovilización sugerida y forzada.
    • Titulación de flujo de CPAP.
    • Terapia del sueño
    • Terapia cognitivo-conductual (Biofeedback)