aaaa

La diabetes en el embarazo

En el embarazo, puede ser una complicación, que si no se controla, puede tener consecuencias para el feto.  El más frecuente está relacionado con el peso y tamaño, con fetos por encima de los 4 kilos.

   

Es fundamental detectar la diabetes gestacional  lo antes posible, independientemente de los antecedentes familiares que puede tener la futura madre. Para ello existen  pruebas analíticas, que permiten tener un diagnóstico lo más precoz posible.

 

En la actualidad, a las embarazadas, sobre las 24-26 semanas, se les realiza el denominado Test de O ‘Sullivan, que consiste en extraer sangre a la mamá en ayunas y registrar el nivel de glucosa. Posteriormente, tiene que beber un líquido con 50 gramos de glucosa y esperar durante una hora hasta que le realicen una segunda extracción. Durante este tiempo la gestante no debe moverse. Si el segundo resultado da un nivel de glucosa superior a 140 habría que realizar otra prueba.

 

La Curva de Glucemia, que así se llama, consiste también en extraer sangre a la mamá en ayunas. Después tendrá que beber un líquido, en esta ocasión con una concentración de 100 gramos de glucosa y se volverá a tomar muestras de sangre a los 60, 120 y 180 minutos, tiempo durante el cual la mamá tampoco deberá moverse en exceso.

 

A las embarazadas mayores de 35 años, se les pide el Test de O ‘Sullivan independientemente de que no sean primerizas. Si sale positivo se les solicita la Curva de Glucemia, pero si sale negativo se le repite la prueba semanas más tarde.

 

Cuando el resultado de la Curva de Glucemia es positivo (dos determinaciones superiores a los valores de referencia), se considera que la paciente tiene Diabetes Gestacional, por lo que se deriva a la consulta de Endocrinología, para que sea evaluada y el especialista determine si necesita realizar una dieta,  controlar sus niveles de glucemia con los aparatos existentes para ello y que utilizan muchas personas con diabetes, e incluso si el Endocrinólogo, tras valorar los resultados decide que es necesario que la mamá sea tratada con insulina durante su embarazo.

 

La dieta la valora el Endocrinólogo, dependiendo de las cifras de glucemia de la paciente. Es normal que se reduzca bastante la ingesta de hidratos de carbono como son la pasta, las patatas, arroces y el pan.  A algunas mamás les cuesta hacer esta dieta, pero es necesario seguir las indicaciones del Endocrinólogo para que el embarazo vaya lo mejor posible.

 

Los valores que se manejan para el diagnóstico de la diabetes gestacional, dependiendo de los laboratorios,  son: a los 60 minutos de la administración de 100 gramos de azúcar: 190-195; a los 120minutos: 160-165; y a los 180 minutos: 140-145.

 

Dr. Felipe García Artuñedo

Ginecólogo